5 maridajes entre chocolates y rones

Por Gabriel Balbás

La combinación del chocolate y sorbos de ron da como resultado una explosión agradable de sabores, capaz de conquistar hasta los paladares más exigentes.

La sutileza del chocolate sumada con el carácter de un ron añejo, en vez de suponer un choque de contrastes, termina siendo una experiencia en boca en la que se resaltan estímulos gustativos en común, de ahí que los especialistas concluyan que no hay mejor cierre para una buena copa de ron que un pedacito de chocolate.

chocolates y ronesAunque los criterios son tan amplios como el espectro del gusto personal, hay algunas combinaciones entre chocolate y ron que, en líneas generales, dan como resultado un placentero sabor en el paladar del comensal. Hoy, con motivo del Día Mundial del Chocolate, compartimos ideas de armonías que pueden ensayar:

Chocolate de leche y rones con más de 10 años de añejamiento. Contrario a lo que muchos pudiesen creer, los chocolates más dulces tienden a combinar mejor con los rones de largo paso por barrica. Los destilados extra añejos tienen una sutileza de sabores y aromas que acompañan a la perfección a un chocolate cremoso como el de leche. La vainilla y las especias dulces tienden a resaltarse en esta armonía. Así lo afirma Carlos Yánez, creador del chocolate bean to bar “Valle chocolate”, y egresado del diplomado de rones y destilados en Venezuela, quien también nos recuerda que la clave está en elegir chocolates de calidad y no golosinas para estas experiencias.

Chocolate 70% cacao con rones jóvenes. Los chocolates con altos porcentajes de cacao (desde 60% en adelante), teniendo como media el chocolate 70%, suelen expresar las características de la variedad del grano usados para la realización de la tableta.

Estos sabores tienden a resaltar en notas a frutas cítricas, frutas maceradas, frutos secos, tostados, y ligeros amargos, según la zona de cultivo del cacao. Es por eso que estos chocolates son ideales para resaltar esas mismas notas expresadas en una copa de ron joven.

Chocolate blanco con licores de ron aromatizados con café. El llamado chocolate blanco es uno de los retos más difíciles para acompañar un ron. El bajo porcentaje de sólidos de cacao, y la gran cantidad de azúcar y leche que contiene, hace que no sea buena opción para maridar rones añejos.

Sin embargo, el chocolate blanco combina a la perfección con los rones aromatizados con café, porque recrea esa sensación de estar disfrutando un cremoso café con leche.

Bombones de frutos secos y ron. Si se quiere optar por una opción clásica que combine muy bien con la mayoría de los rones, la recomendación será la trufa o bombón de frutos secos. Este ingrediente será el hilo conductor en el paladar para lograr una deliciosa mezcla, en la que las notas almendradas serán las protagonistas.

Conchas de naranjas confitadas bañadas en chocolates y rones de tendencia dulce. Algunos rones que se caracterizan por su dulzor, como Diplomático de Venezuela y Zacapa de Guatemala, requieren armonías que contrasten el dulce y sorprendan al paladar con otras sensaciones.

Introducir la acidez de la naranja y el amargor de la cobertura de un chocolate oscuro da como resultado una complementación de sabores.

La experiencia de rones y chocolates da espacio al gusto personal. Lo ideal es que los amantes de estos dos placeres se atrevan a combinarlos con frecuencia, jugando con distintas opciones, hasta formarse un criterio propio de cuáles chocolates prefieren para acompañar cada ron de su preferencia.

, , , , , , , , , , , ,