Café y ron protagonizan un aromático coctel

Por Gabriel Balbás

Hoy 1 de octubre es el Día Mundial del Café así que los amantes del ron, el chocolate y el café tienen una buena excusa para mezclar sus tres sabores en una sola bebida.

Se trata del Martini Kafe Noir, una combinación dulce y cremosa que conjuga el café venezolano de la casa Carbone Espresso y el licor a base de ron con café de Kafe Noir, en un coctel que emula las sensaciones de un mocaccino frío con toques de alcohol.

Kafe Noir es un delicado licor de café venezolano que se elabora a partir de una selección de aromáticos granos de café, provenientes de las altas regiones de los estados Lara y Portuguesa en Venezuela. Esta exclusiva receta artesanal contempla extractos de café mezclados con puros destilados de la caña de azúcar que ofrece el complejo licorero de la marca venezolana Destilerías Unidas (DUSA). Es un producto de características únicas que en este coctel se exalta con los sabores del vodka y el chocolate.

Para dar con el toque perfecto del Martini Kafe Noir se integra el Cold brew de Carbone Espresso, un preparado de sabor intenso que se logra al infusionar los granos de café Carbone en agua fría con hielo durante un periodo de 24 horas, obteniendo como resultado una bebida con mucho cuerpo, sabor prolongado y aroma marcado, características que combinan a la perfección con las finas mezclas de licores de ron y café.

La receta del coctel Kafe Noir Martini fue elaborada por el barman venezolano Christian Otalora, quien jugó con los elementos de sabor, teniendo como inspiración los ingredientes de un clásico mocaccino frío. Les compartimos la receta para que puedan prepararla en casa.

Ingredientes

  • 2 onzas de Kaffe Noir (u otro licor de café y ron)
  • 2 onzas de Cold Brew Carbone Espresso (u otra marca)
  • 2 onzas de vodka
  • Hielo
  • Crema de leche
  • Chocolate de leche

Preparación

Se agregan todos los ingredientes, a excepción de la crema de leche y el chocolate, a la coctelera y se agitan. Se cuela la mezcla a través de un colador de gusanillo sobre una copa para martini. Posteriormente se agrega delicadamente una cucharada de bar de crema de leche, y se cubre el coctel con una capa de chocolate de leche rallado.

La combinación da como resultado un coctel goloso, cremoso y dulce en boca, lleno de sabores distintivos del paladar venezolano: el café, el chocolate, y los buenos licores elaborados con ron de Venezuela.


Foto cortesía de Giuliana Chiappe

, , , , , , , , , , , , , , , ,