Cócteles con ron y helado, la nueva innovación de Santa Teresa

Texto: Gabriel Balbás / Fotos: Cortesía de Ron Santa Teresa

Crear cócteles que combinen a la perfección el clásico chocolate belga y los rellenos cremosos de Magnum, junto a las notas sensoriales del licor Arakú de Ron Santa Teresa, es el objetivo principal de esta alianza estratégica entre la afamada marca internacional de helados y la tradicional destilería de rones venezolana.

En el restaurante La Esquina, en Caracas, fue la primera barra en presentar “El verano helado”, una propuesta de coctelería en la que se entremezclan los sabores de Magnum -en sus versiones clásica y almendras- con el licor de café y ron añejo que comercializa Ron Santa Teresa.

El summer drink creado en esta oportunidad se realiza a partir de la combinación de una porción de una paleta de helado Magnum junto a ingredientes como la crema de leche, el ron dorado Santa Teresa Gran Reserva, vainilla, y las respectivas onzas del licor Arakú. que aportará el sabor a café. Agitado con hielo en coctelera, servido en copa balón, y decorado con la media paleta de helado restante, permitiendo así que el comensal juegue y disfrute a su antojo: comiendo el helado bañado en el cóctel, o dejando que la paleta se derrita lentamente y se incorpore a la copa.

Arakú es un licor sutil en el que Ron Santa Teresa mezcla porciones de sus rones envejecidos en barrica de roble americano con café tostado en la misma hacienda. Posteriormente, este combinado se deja reposar por un tiempo estipulado, hasta conseguir la madurez de sabores que caracteriza a este producto que se comercializa en una elegante botella laqueada en color negro desde el año 2001.

Por su envolvente aroma a café tostado, combinado con los sabores especiados de la vainilla y el ron añejo, Arakú es un licor muy apetecido para la elaboración de cócteles dulces. Lo que generó ese match ideal para acompañar en esta campaña al cremoso helado de vainilla, cubierto con una exquisita capa de chocolate belga amargo, característico de las paletas de Magnum. El resultado evoca a un fino licor en crema, que en boca se presenta untuoso, de sabores golosos, con presencia del café, el ron, la vainilla y el chocolate.

Dos placeres: El ron y el helado, que ahora los mixólogos han reinventado en las barras caraqueñas para que puedan disfrutarse en conjunto, al mismo tiempo, en una sola copa que contiene alguno de los mejores productos del portafolio de Magnum Venezuela y Ron Santa Teresa.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,