En DC el Ron Santa Teresa 1796 lo sirve Kapri Robinson

Si usted es asiduo al circuito de celebraciones en Washington D.C. es probable que se haya topado con Kapri Robinson y la haya visto agitando cocteleras y sirviendo tragos en alguno de los bares y eventos más populares de la ciudad usando con destreza una batería de rones lista para un concierto a dos manos. ¡Y una prodigiosa creatividad!

Kapri RobinsonSu nombre es Kapri Robinson, tiene 26 años y es embajadora de la marca venezolana de ron solera Santa Teresa 1796 en la capital de Estados Unidos. Sus labores consisten en educar al público, bartenders y gerentes de bares sobre el ron, animándoles a comprar el producto y servirlo en sus bares.  “Cuando veo mi marca en el menú, me siento extasiada porque eso significa que realmente les gusta mi producto, que la gente disfruta lo que estoy haciendo y hago amigos en todos lados”, dice Robinson.

Ella es esencialmente una máquina de relaciones públicas y su modo de manejarse es versátil, pareciera que su objetivo, además de encantar con el ron, es transformar las vidas de las personas, tanto como promueve el ron que representa. Durante el Chefs for Equality, mientras el mixólogo y propietario de Tiki TNT, Todd Thrasher, usó el ron para crear sus cocteles congelados de “Ron en Coca” para cientos de invitados, Kapri Robinson repartió artículos promocionales y respondió preguntas sobre el ron. Durante una degustación íntima de caramelo con infusión de ron que organizó y dirigió en The Gibson en febrero pasado, Robinson explicó los orígenes de la marca y su proyecto para rehabilitar a ex pandilleros a través de la práctica del rugby. Este rol de representante de Ron Santa Teresa 1796 ocupa su tiempo parcialmente ya que ella misma define su horario de trabajo lo que le permite estar detrás de una barra por algún contrato privado. ¿Glamoroso? ¡Pues sí! ¡Glam total!

La marca de con Denominación de Origen Ron de Venezuela facilita a Kapri Robinson un presupuesto para organizar fiestas y happy hours en algunos de los lugares más codiciados de DC: sus 30 cuentas incluyen Columbia Room, W Hotel, Dirty Habit (donde trabajó brevemente como barmaid) y un permanente relacionamiento con locales con estrellas Michelin. Siempre podrá encontrársele en eventos culinarios y gastronómicos en la ciudad, como el Rum Day DC y el Repeal Day Ball, como también es posible verla compartiendo con personas en ocasiones que le permiten llevar al ron más allá de su círculo de influencia.

Kapri RobinsonKapri Robinson organiza uno o dos eventos al mes para Ron Santa Teresa 1796, siempre alineada con la imagen de la marca, y se muestra con un nivel de organización impactante para su corta edad: se apertrecha de equipos y herramientas apropiadas, escoge y asegura la locación, diseña el tema, elabora folletos, crea recetas de bebidas, es bartender si es necesario, publica fotos en las redes sociales y todo lo hace con la destreza propia de una chica con tacones y coctelera en mano.

Para la reciente competencia Chocolate City’s Best Cocktail, Kapri Robinson se ocupó de la música y el ambiente, contrató selektors, creó una aplicación en línea para camareros, estuvo atenta a tendencias, seleccionó a los competidores y jueces, comercializó el evento en las redes sociales, encontró patrocinadores, hizo una buena curaduría de fotos para publicar y así todos tuvieron visibilidad. “La gente piensa que los embajadores de la marca están simplemente entregando tarjetas y divirtiéndose”, dice Robinson. “Ciertamente ocurre, pero al mismo tiempo tienes mucho trabajo entre una y otra cosa. Quiero decir, hay un equipo detrás, pero la mayor parte de la planificación es uno mismo. Las ideas son tuyas”.

¿Cómo consiguió este trabajo tan fascinante?

Robinson, quien comenzó a servir en una barra en DC a los 21 años, logró ser embajadora de la misma manera en que la mayoría de las personas logran otras posiciones: a través de un amigo. En 2017, Kapri Robinson estuvo trabajando a tiempo parcial en el bar Addendum, ubicado en Eighteenth Street Lounge, con la camarera Jenny Feldt, quien también era embajadora de la marca St-Germain. Robinson quedó encantada al ver el mercado de Feldt y cómo promocionaba en todo DC este licor de flor francés con hermosos cocteles y eventos elegantes que ella misma diseñaba. Con ganas de explorar otro lado de la industria, Robinson conversó con Feldt y supo que Bacardí Limited, cuya cartera incluye St-Germain y Ron Santa Teresa 1796, necesitaba a alguien que representara esta última marca. “Yo pensé: ‘OK, me inscribiré”, cuenta Robinson.

Pero su estrella ya comenzaba a tener brillo propio en la escena de la coctelería. Meses antes, Kapri había ganado el concurso Cocktail Queen y fue coronada como la Reina de los Cócteles de D.C., lo que la llevó a tener una gran demanda en los eventos de la ciudad. Los medios locales la contactaron y le ofrecieron dirigir un segmento de cócteles en Good Morning Washington, uno de los programas de mayor audiencia de la cadena ABC en la ciudad. Apostar por representar una marca de influencia local parecía ser el próximo paso y así fue como en el verano de 2017, el socio local de marketing de Bacardí la contrató. “Ha sido una experiencia increíble, he podido viajar gracias a ellos”, dice Robinson. “He podido realmente tener una mejor base”.

¿Quién querría un trabajo así?

“Tienes que brillar entre grandes multitudes y amar absolutamente a la gente”, dice. Reconocer que se va a tratar con clientes que ingieren alcohol, a veces en exceso, y mantenerse imperturbable sin importar qué suceda, es parte de su recomendación.

La estética es también una gran parte del trabajo. Un embajador de marca exitoso debe tener un buen ojo para el diseño, una habilidad importante a la hora de crear menús y folletos. Ella generalmente utiliza una aplicación de diseño gráfico cuando hace sus menús y se aventaja de tener interés en la planificación de eventos. Una personalidad burbujeante, así como la capacidad de atraer multitudes, relacionarse y ofrecer información sobre la marca también son herramientas fundamentales. Robinson enfatiza en que los embajadores de la marca deben entender que son parte de un panorama más amplio para promover la marca, no a sí mismos. “Eres la cara de la marca de alguien”, dice Robinson. “Estás perpetuando una imagen”.

¿Cómo conseguir un trabajo como el de Kapri?

“Muestra tu rostro. Ve a diferentes eventos y asegúrate de que la gente te vea. Sé accesible y no olvides dar la mano, sonreír y abrazar a la gente (si eso es lo que te gusta). Competir en concursos de cocteles y probar nuevos tragos en grandes eventos también es una excelente manera de entrar en el radar de las marcas. Pero no necesariamente tienes que ser un barman”, dice Robinson. Los trabajos de marca también buscan personas con habilidades en marketing, ventas y educación. ¡Y vaya que ella lo tiene!

Publicar sobre las propias aventuras de bartender en las redes sociales es lo que más observan. Las marcas están especialmente interesadas en los camareros y en los posibles embajadores de marca con una importante presencia digital, lo que les ayuda a evaluar su capacidad para influir en otros. Y cuando se publica en las redes sociales, Robinson recomienda etiquetar las marcas y los eventos en los que quieres trabajar.


Tomado de www.washingtonpost.com

Traducción y versión libre de SIPARUM

, , , , , , , , , , , , , , , , ,