Conoce la historia del famoso Daiquirí y cómo prepararlo

Cuba es uno de esos países que sobresalen por sus cócteles, y el Daiquiri —o Daiquirí, para los puristas del español— no es la excepción. De hecho, es una de las bebidas más representativas gracias al posicionamiento que le dio el escritor estadounidense Ernest Hemingway, ya que lo menciona en varias de sus obras.

Aunque ya se sabe quien posicionó el nombre, el origen del cóctel es otra cosa y básicamente, se divide en dos versiones. Aquí es cuando nos remontamos hasta finales del siglo XIX, durante la segunda guerra de independencia de Cuba.

Cuenta la la leyenda que, en los campos de batalla, se veía colgar de las monturas de las cabalgaduras botellas enteras de esta bebida —que en ese entonces nombraban cancháchara. Los soldados la bebían pues calmaba la sed —muchos han comprobado esta cualidad en repetidas ocasiones— y era una excelente medicina para antes o después de la batalla. Incluso algunos le agregaban un poco de miel para darle un toque dulce.

Pero no fue hasta 1898 cuando las tropas norteamericanas del general Shafter (que intervino en la guerra de independencia contra España) desembarcaron en la zona sur de la isla, cerca de la playa Daiquirí, cuando el general probó esta bebida y descubrió que lo único que le faltaba para ser perfecta era hielo. Claro, con el calor que hacía era increíble que a nadie se le hubiera ocurrido antes. Y en ese momento fue cuando se inventó el Daiquirí como lo conocemos ahora.

La otra versión cuenta que a principios del siglo XX existía una mina en la ciudad de Santiago de Cuba, lugar donde un ingeniero de nombre Pagliuchi (que era capitán del Ejército Libertador) conoció a un estadounidense que trabajaba en lo mismo, Jennings Cox, y ambos se unieron para tratar de rescatar la mina. Cox era un bebedor asiduo de ginebra, pero ese día no encontró su destilado favorito y optó por probar un poco de ron, la bebida más popular de la zona. Acostumbrado a un sabor más suave, le añadió un poco de jugo de limón y azúcar para hacerla menos fuerte. Prácticamente era un sour de ron, pero Pagliuchi decidió nombrarlo Daiquirí.

“Te puede interesar: Grandes sorbos de la historia: conoce el origen del Mojito

Sin duda, aunque las dos versiones han traspasado fronteras, lo cierto es que la bebida se ha mantenido como una de las preferidas por los consumidores a nivel mundial, por eso, acá la receta:

Ingredientes: 

  • 2 onzas de ron blanco
  • ¾ onzas de limón
  • ¾ onzas de jarabe de azúcar (0 jarabe de goma)
  • hielo

Preparación:

  1. Combine todos los ingredientes en una coctelera
  2. Agite vigorosamente, hasta que se congele el exterior de la coctelera
  3. Cuele directamente a una copa de cóctel previamente enfriada
  4. Adorne con una rodaja de limón y disfrute.

Con información de Vinepair – TheBar

, , , , ,