Martinica impulsa el turismo temático para aprovechar sus destilerías

Así como Escocia aprovecha el Whiskey para potenciar su turismo, Martinica no es la excepción. La Isla caribeña impulsa este nuevo tipo de turismo temático en torno a los espirituosos para permitir el descubrimiento de herramientas de producción, conocimientos ancestrales, procesos de fabricación o intercambios desde una destilería.

Aunque parezca mentira, este tipo de turismo temático es una nueva forma de acercarse al descubrimiento de un país, una región o un territorio. Los industriales de Martinica ven esta nueva práctica como una oportunidad para atraer más turistas gracias al ron, explica Charles Larcher, presidente del Comité Martin para la organización y defensa del mercado del ron (Coderum).

“Somos uno de los promotores clave de los conocimientos agrícolas, industriales, agrícolas de Martinica. Estamos muy apegados a la preservación del patrimonio y especialmente a su valor cultural, económico y social “, dice.

“Lee también: Descubre cinco destinos imperdibles para los amantes del ron

Para embarcarse en este camino de “spiritourism”, (como lo han denominado), las empresas han realizado importantes inversiones para la restauración de los sitios, la construcción de nuevos edificios y la mejora de las rutas de visita. El personal ha sido entrenado para recibir a este nuevo tipo de turistas.

Aprovechando el auge que ha tenido la industria del ron en los últimos años, Martinica asegura que el turismo se ha convertido en un verdadero negocio de la industria. En 2018, la docena de destilerías presentes en Martinica debería recibir casi 700,000 visitantes. Para 2021/2022, el sector espera que el “spiritourism” haya permitido la visita de un millón de turistas en Martinica.

Desde el 13 de abril, Martinica tiene una nueva carta para jugar. La destilería Neisson, ubicada en la ciudad de Carbet, ha obtenido la etiqueta de Living Heritage Companies (EPV). Se trata de una primicia para una destilería en el extranjero que viene a invitarse en el patio de marcas famosas como Hermès o Hermès. Esta etiqueta estatal honra a las casas que reclaman un legado económico específico de la experiencia de fabricación, la implementación de un conocimiento poco común basado en el dominio de las técnicas tradicionales o de alta tecnología, y finalmente apego a un territorio.

Esta etiqueta es un verdadero impulso para la gerente Claudine Vernant-Neisson: “Es un honor para nuestra casa, pero también es un honor para toda la industria de la caña, el azúcar, el ron. Espero que esta etiqueta se beneficie en términos de alcance y resultados en toda la industria y Martinica”.

Con información de lessentiel.lu

, , , , , , ,