San Valentín: una excusa para brindar Entre Sábanas

Según un reciente estudio publicado en la revista The Journals of Gerontology, las parejas que disfrutan juntas brindando y compartiendo un trago, son más felices.

Esta investigación se basó en un grupo de cerca de cinco mil personas que beben con moderación y llevan más de 30 años de casados, para medir los niveles de satisfacción marital de aquellos que disfrutan de una copa con su pareja.

San ValentínPareciera que la ciencia está a favor del amor y la pasión, siempre y cuando se haga con prudencia y no sea una excusa sólo para beber. Según la psicóloga Kira Birditt, al mando de este estudio, es necesario disfrutar en compañía y no cada uno por separado. “Tanto esposos como esposas aseguran que al beber juntos sienten una disminución de la percepción negativa de su matrimonio justo en el momento en que comparten una bebida entre sí”, señalando que la investigación no promueve la ingesta de alcohol como medida para salvar matrimonios en crisis, sino como una ocasión para compartir y relajarse.

Como se acerca San Valentín, día especial para que las parejas se muestren afecto a través de detalles y momentos, SIPARUM no solo comparte con sus lectores la picardía de un coctel hecho a la medida para esta ocasión, sino la historia que hay detrás de él.

Hablemos Entre Sábanas…

Between The Sheets es un coctel clásico catalogado en el listado IBA como parte de los cocteles The Unforgettables. Y nada mejor que celebrar este día del amor y la amistad con la ciencia puesta en práctica.

Este coctel de nombre sugerente fue creado en París por uno de los mixólogos más emblemáticos de la historia de la coctelería, Harry MacElhonre, autor del Harry’s ABC of Mixing Cocktails.

Comenzaba apenas la segunda década del siglo XX, Europa recibía a migrantes y turistas de todo el mundo y París, en especial, se nutría de artistas, intelectuales, escritores y sibaritas. MacElhonre, escocés, trabajaba como bartender en el New York Bar, un bistró propiedad de Tod Sloan, famoso jinete del mundo hípico de Estados Unidos, quien se había instalado en la Ciudad Luz a vivir y disfrutar de la fortuna amasada en los derby y carreras de pura sangre, gozando de una reputación y prestigio tan notables que fue la inspiración de Ernest Hemingway para uno de sus más leídos cuentos: My Old Man.

Sloan llevaba una vida tan lujosa como costosa, de manera que sus gastos excesivos le ocasionaron problemas financieros y decidió vender el bar a su mejor comprador: su director de barra, MacElhonre.

El barman no dudó en rebautizar el local y firmarlo con su nombre. De manera que 1923 es el año en que Harry’s New York Bar abre sus puertas para convertirse en uno de los más emblemáticos bares de la capital de la cultura europea, visitado por personajes públicos desde la realeza hasta escritores, diseñadores, artistas, músicos, científicos e intelectuales que no dudan en dejar su registro de visita. Así lo hicieron en su momento personalidades como Coco Chanel, Rita Hayworth, Humphrey Bogart, el Príncipe Ali Khan, entre muchos otros.

La fama de Harry’s New York Bar lo ha llevado a ser mencionado en guiones cinematográficos como From a View to Kill de la saga James Bond de Ian Fleming, o haber sido el lugar de composiciones clásicas como An American in Paris de uno de los más completos músicos del jazz clásico orquestal como George Gershwin, autor del también hito sinfónico Rhapsody in Blue.

Pero regresemos a las sábanas…

MacElhonre creó este coctel, ya como dueño del bar, en la década de los 30, resultante de una mezcla fuerte de aguardientes y licores con un toque de limón. Su nombre deriva de la intención de ofrecer a los clientes un trago para irse a la cama a disfrutar de un sueño profundo y relajante.

Si usted quiere cerrar con broche de oro un día de San Valentín con su pareja, no dude en preparar este coctel o pedirlo en su barra predilecta. Pero solo uno, ¡No vaya a ser que se queden dormidos!


Receta de Between The Sheets

  • 30 ml de Ron Blanco
  • 30 ml de Brandy
  • 30 ml de Cointreau
  • Jugo de un limón
  • Cáscara de limón
  • Hielo

Preparación:

Vierta el hielo, ron, brandy, Cointreau y el jugo del limón en la coctelera y agite muy bien. Cuele en la copa a servir y decore con la cáscara de limón.

Between The Sheets

Si sucede que su San Valentín le alcanza en París, vaya hasta el 5 de la Rue Daunou, entre Avenue de l’Opéra y la Rue de la Paix y llegue a Harry’s New York Bar, lugar donde también se creó el Bloody Mary. Quizás uno de los bisnietos de MacElhonre lo reciba… Aproveche y cuéntele lo que SIPARUM le contó en esta historia y tenga un ¡Feliz día de San Valentín!

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,